user image

Cualquier mañana me encontrarás entre tus sábanas. Pero, mientras tanto, seguiré haciéndome un nudo en la garganta para que los sollozos se queden dentro. Muy dentro. Tan dentro que se me olvide hablar. Que se me olvide decirte cuánto te quiero. Porque hoy en mis manos noto la ausencia de tu voz.

bookmarks: